Blogia
Ciencias para el Mundo Contemporáneo

Parque Nacional de Timanfaya

Parque Nacional de Timanfaya

Timanfaya fue declarado Parque Nacional el 9 de agosto de 1974. Los principales objetivos del régimen legal de protección otorgado a Timanfaya persiguen la conservación de la geología, fauna, flora, vegetación, aguas, atmósfera, así como los recursos culturales y arqueológicos.

Timanfaya representa los sistemas naturales ligados al volcanismo reciente en la región macaronésica.

Timanfaya constituye un auténtico laboratorio natural donde estudiar los procesos naturales que tienen lugar tras un periodo eruptivo que acabó con toda forma de vida. Tras las erupciones, la vida inicia un lento, pero inexorable proceso de colonización de la superficie afectada por las erupciones, similar al que ocurrió en la Tierra hace millones de años.

El Parque Nacional de Timanfaya tiene dividido su territorio en diferentes áreas. Esta zonificación determina los diferentes usos a los que se destina cada milímetro en función de su fragilidad, grado de conservación, actividades y aprovechamientos, etc. De esta forma existen varias zonas, una de ellas es la Zona de Reserva, a la que el acceso está totalmente prohibido salvo por razones de investigación o de gestión. En el caso de Timanfaya la Zona de Reserva abarca cerca del 97% de la superficie del Parque, por lo que podemos concluir que esta importante restricción en el uso del Parque garantiza la conservación, a pesar de la enorme importancia que tienen las visitas que se concentran en tan solo el 0,2% de la superficie del Parque Nacional.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres